Generemos “La Chispa” | por Eleneo Leal

¿Podemos rectificar?

Empatía
La empatía es un sentimiento de conexión o relación. Es la habilidad de entender los sentimientos ajenos. La empatía es necesaria para colaborar. En contraste, los comportamientos abrasivos y bruscos alejan a la gente. No es solo tratar de entender, es además ponerse en el lugar del otro y vivir, desde su perspectiva, las situaciones que afronte.

Los conflictos suelen seguir un patrón de desconfianza, que pasa por la provocación y se intensifica antes de estancarse. Por lo general, discutir no cambia el punto de vista de una persona; esto sólo genera más discusión. Sin embargo, la empatía puede generar un nuevo patrón de cooperación productiva, que supone contribuciones recíprocas, transacciones mutuamente beneficiosas y continuidad.

En vez de atacar las ideas de los demás, muestra respeto por el punto de vista ajeno. Pídale a su interlocutor que se explique. “Limpie el aire” a la primera señal de incomodidad emocional, en lugar de evitar el conflicto y dejar que la insatisfacción crezca. En vez de confrontar, sostenga una “conversación crucial”, en la que exponga sus intereses y escuche los intereses de su interlocutor.

Ciertos estudios demuestran que las personas deciden si continuar o dejar una conversación, en los primeros cuatro minutos. El experto Leonard Zunin recomienda tomar en cuenta esta observación en nuestras relaciones a largo plazo. Cuando nos encontramos con alguien que no vemos desde hace tiempo, utilice los primeros cuatro minutos para restablecer la relación, y ocúpese de los asuntos más íntimos después.

Cultive hábitos sociales que fortalezcan la relación: elogiar honestamente, mantener las promesas, escuchar y criticar constructivamente. Evite los comportamientos “tóxicos”, como aplastar las ideas ajenas, evitar losas elogios, alardear, ser esquivo, etc.

Lo único que podemos controlar es nuestro comportamiento, teniendo siempre en cuenta que las reacciones a nuestras palabras generan conducta en la persona con quien interactuamos, diferentes situaciones emocionales captan nuestra atención y nos arrastran a una cápsula, nos limitan y determinan la capacidad finita de querer solucionar la controversia.

Estar en el lugar del otro significa haber internalizado su pesar, su molestia, su tristeza, su sentir. Muchos aprendemos éstas lecciones después de cometer desatenciones y errores, que cuentan la perdida de relaciones valiosas para el equilibrio psicoemocional.

Esperar que el tiempo calme la ansiedad, lleve a su lugar los estadios de interacción y, permita la reconstrucción del tejido que logre cubrir heridas y avanzar nuevamente es una fuente de motivación que solo se logrará desde el querer hacer, querer pasar, querer comenzar.

La empatía está muy ligada a otros sentimientos que son importantes para la interrelación social, aprovechemos el tiempo para ganar espacios y cambiar positivamente la vida de otras personas.

Lo siguiente a la empatía es el perdón, parte de la sanación que nos lleva a conseguir paz interior y a generar mejores momentos para la tranquilidad.

Que siempre se imponga la segunda oportunidad, que el amor sea la fuerza irreductible de nuestra vida. Siempre seremos parte importante de alguien, nadie es totalmente independiente cuando de emociones se trata.

Generemos “La Chispa”

Generemos “La Chispa”| por Eleneo Leal

Redes Disociadas

Sin duda alguna, el efecto multiplicador de las redes sociales les convierte en un factor influyente en las emociones de sus usuarios y usuarias, exponencialmente vemos como su alcance hace llegar información que en gran porcentaje carece de validación o veracidad, son una forma de expresión con la cuál una persona consigue propagar un mensaje que traspasa los umbrales de la prudencia, alteran la percepción sobre algún fenómeno de caracter social, cultural, económico o político, el manejo del WhatsApp y su “estado”, además de las innumerables personas que describen con orden cronológico las acciones que durante el día realizan es una muestra de ello, hacen entender que las RRSS son por su uso inherentemente antagónicas.

La máxima de hoy, esa filosofía de vida para el manejo de las emociones en el marco del uso adecuado de las redes sociales nos invita a ser más prudentes, comedidos y cautelosos con lo expuesto, ¿eres tanto como muestras? ¿Se incrementa el hedonismo virtual? ¿Podemos ser personas sensatas siendo consumidor de RRSS?

Estamos llamados a no perder la identidad emocional, el mundo se convierte en una red social gigante ¿cuando nos alegra el éxito del otro?, el logro conseguido desde el esfuerzo, sin poner el pie en el hombro de nadie para alcanzar el mérito, la construcción colectiva de un intelecto es el SUR y para eso es necesario valores de fraternidad, solidaridad, empatía y sensibilidad, ese tipo de accionar poco se hace público, no dejemos que domine la necesidad de expresar precariedad, necesidad, ira, ambición o envidia, mostremos lo necesario que es para la humanidad transformar el hoy.

Mucho se puede hacer si en nuestras RRSS mostramos lo importante que es crecer juntos, mejorar el entorno y encontrar un objetivo común… pasemos del todos contra todos al todo para todos.

Mantengamos el rumbo

Generemos “La Chispa” | por Eleneo Leal
*Mantengamos el rumbo*
El 2021 inicia con una gran expectación general, luego de transitar un 2020 fatídico para la humanidad, casos de contagio por coronavirus por doquier y un sistema económico global que demostró como la acumulación de riquezas sin justo sistema distributivo conlleva a encontrar en esta difícil situación sistemas de salud diseñados para pocos, especializados, de diversos conceptos, salud desde el lujo, desde la tecnología de punta, con poco aforo y alta, densa y difícil forma de acceso para el sector del laburo, el trabajador y trabajadora resignado a entender como su vida se va entre la vorágine financiera y la desigualdad imperante, todo esto en los países del mundo premier.
El 2021 brindará opciones a la humanidad de encontrar vacuna contra el virus del SARS-COV-2 al menos eso se ha observado, claro, hacemos la salvedad que sistemas de gobiernos han decidido priorizar la gratuidad en la administración de las dosis, es un hecho inmanente, justo.
Otros sistemas haciendo lo que mejor hacen están clasificando, estratificados los lugares para la compra de la dosis y de manera obvia los pocos a los que el acceso se les hace “fácil y económico”.
Venezuela mantiene en el 2021 una política de cuidados concientes y voluntarios, orientados por campañas que invitan a la prevención, a la distancia prudente entre personas, el uso de mascarillas NK95, 3M, o artesanales, sea cual sea el caso es obligatorio. Se anuncia la compra de 10 millones de vacunas y la ampliación al sistema público de salud de la ozonoterapia, la Carvitivir como componente esencial en el tratamiento de próximos pacientes y sin duda la invitación a valorar el trabajo que día a día brindan miles de hombres y mujeres del sector salud en el país.
Resaltamos de Venezuela ese esfuerzo, pero debemos explicar que pasa en Yaracuy, especialmente en el municipio Independencia aunque la analogía en los demás municipios aplica.
En el centro de atención Alcalá Medina como el vulgo lo conoce existe el mayor ejercicio de consagración al servicio en salud.
Desde la llegada, atendidos por un hombre o una mujer de la milicia, pasando por la espera en un sitio destinado para ello, y posterior realización de Rx, pasas luego a consulta médica de evaluación de Rx, pruebas PCR, Antígenos y faríngeo, suministro de orientación según condición, síntomas y estadio del paciente, suministran luego tratamiento según conducta y lo mejor de todo es el seguimiento, el acompañamiento que realiza todo este equipo caso a caso, los que ameritan ingreso son atendidos con comidas clasificadas según dietas hipertensas, diabéticas y de buen valor nutricional según el paciente requiera.
Ellos, ellas, son un equipo, así prefieren ser llamados por creer en el hecho colectivo pero representan al pueblo, de el vienen y a el sirven, Ramón, Carlos, Ernesto, Fernando, Marvin, Pacheco, Jesús, Yackelin, María, Libia, Ildemaro, Ruth, Roymelis, entre otros que participan a diario de esta tarea.
Tantas razones para seguir luchando tenemos, tanto valor debemos darle a quienes sin ánimo de agrandar su ego, detrás del telón realizan como guiados por Hipócrates la digna función humana de ayudar al otro.
Que el 2021 nos deje más esperanza y menos desesperación, más amor y menos rencor, más aporte y menos expoliación, recordemos que el único recurso del que dispone el común con sentido invaluable es la VIDA.
Por eso el exhorto, la invitación, la idea… es que como ese colectivo de salud, nosotros sigamos manteniendo el rumbo.
Tuiter @lealeleneo
Instagram @lealeleneo

La Chispa

“Cuando el rio suena… es porque piedras trae”

Eleneo Leal Parra
Instagram y Tuiter: @lealeleneo

Para muchas personas la palabra chispa significa una partícula encendida o luminosa que salta de una materia que arde o del roce de dos objetos, una cosa ínfima que apenas es concebida. Otra concepción histórica es la que brinda el resultado de investigar cómo el esfuerzo de Lenin, en Diciembre de 1900 convirtió esta palabra, LA CHISPA, en revulsión mediática; su propósito, convertirse en un medio informativo y formativo que transcendiera más allá de la idea colectiva y liberara a la población que sufría los desmanes del Zarismo.

Si logramos entender esas definiciones y llevarlas al escenario político, económico, social y cultural, vemos como ese choque entre dos objetos, sujetos, formas de pensar, o simples percepciones podemos describirlos uno a uno y darle contexto, comenzando desde lo político. Esa fricción que en Venezuela se da entre castas y clases sociales, antes de la llegada en 1998 del comandante Hugo Chávez al ejercicio del poder en nombre del pueblo, es el mejor ejemplo; la llamarada yacía en la gente que centró su empeño en las luchas por conseguir niveles de distribución de riquezas justas y un estadio igualitario entre los ciudadanos y ciudadanas.

“Fue la participación popular el hilo que sirvió para tejer la red entre clases, entiéndase trabajadores, estudiantes, cultores, profesionales, entre otros. Una cohesión firme se fue generando en función de espacios que desde la política se dieron, cooperativas, círculos Bolivarianos, Consejos Comunales, Círculos de lucha popular, Unidades de batallas son algunas muestras de lo ocurrido.”

En efecto, la política con propósito social y progresista del comandante Chávez llevó esa partícula encendida a un nivel que requería mayor organización, empoderamiento y corresponsabilidad. Fue la participación popular el hilo que sirvió para tejer la red entre clases, entiéndase trabajadores, estudiantes, cultores, profesionales, entre otros. Una cohesión firme se fue generando en función de espacios que desde la política se alcanzaron: Cooperativas, Círculos Bolivarianos, Consejos Comunales, Círculos de Lucha Popular, Unidades de Batallas, son algunas muestras de lo ocurrido.

“El sistema capital se ha mimetizado en buena medida por la frágil condición de un sistema económico comunal que no termina de nacer, rescate sobre rescate, entrega a medias de modos de producción, desconocimiento parcial o total del enjambre financiero si de EPS, UPF se trata”

Esa forma vehemente de querer siempre organizar a la gente, tomando espacios y revolucionando, nos lleva al siguiente nivel: el económico. Éste se ha hecho un hueso duro de roer; el sistema capital se ha mimetizado en buena medida por la frágil condición de un sistema económico comunal que no termina de nacer; rescate sobre rescate, entrega a medias de modos de producción, desconocimiento parcial o total del enjambre financiero si de EPS, UPF se trata, y junto a eso, una especie de actitud cómplice de un grupo de funcionarios que son de pensamiento reptil y burocrático, esos que colocan trámite sobre trámite cuando tienen frente a ellos al descalzo, al sin camisa, al proletario, resaltando los del sector bancario.

“Ante la débil capacidad de compra y la inexistente capacidad de ahorro, la mayoría de los Venezolanos y Venezolanas no se rinden y entienden que es tarea de la gobernanza acompañar la lucha por la recuperación de otrora”

Hoy, los trabajadores se reinventan en un país que conserva sus principales bondades, y no hablamos de los recursos naturales solamente, hablamos de ese sistema de valores que incluyen la capacidad incansable de hacer lo que se tenga que hacer para encontrar solución a una situación. Ante la débil capacidad de compra y la inexistente capacidad de ahorro, la mayoría de los Venezolanos y Venezolanas no se rinden y entienden que es tarea de la gobernanza acompañar la lucha por la recuperación de otrora.

Entregas a domicilio, traductores de libros, administradores de páginas, panaderos artesanales, productos de limpieza, tapabocas y antibacterial, hamburguesas desde casa, pizzas a leña, produciendo arroz, maíz o cualquier cultivo en el patio de la vivienda o urbanismo son algunos esfuerzos dignos de resaltar; todo cuánto sea necesario la masa trabajadora hará, para resistir los embates de un sistema voraz que aprovecha lo poco formado del sistema que intenta nacer y en ese ínterin inyecta precariedad a lo formal.

LA CHISPA que mantiene la llama revolucionaria proviene entre otras cosas del ejercicio de ofertar y vender la fuerza laboral, todo esto mientras se va construyendo una práctica militante de acción y palabra, desde la creación intelectual y la vinculación social

Seguiremos ahora, desde esta trinchera comunicacional, luchando contra las endebles posiciones de los economicistas que estimulan una responsabilidad innata del trabajador en la vorágine que desvaneció el avance revolucionario en beneficios laborales, que justifican la debilidad financiera sin acusar las razones tácitas del asedio mundial contra el progreso humano y olvidan que, LA CHISPA que mantiene la llama revolucionaria, proviene entre otras cosas del ejercicio de ofertar y vender la fuerza laboral; todo esto mientras se va construyendo una práctica militante de acción y palabra, desde la creación intelectual y la vinculación social, sin bajar los brazos y acusando cualquier acto de seducción que el reformismo le haga al proceso de emancipación del pueblo, mofándose de su empeño en generar bienestar y progreso; pese a eso y más… ¡Venceremos!

e-mail: lealeleneo@gmail.com
http://www.lealeleneo.wordpress.com

Cimarrón cimarronero

👊🏾 *LA VOZ DEL CIMARRÓN* 👊🏾

🎂 *EDITORIAL ANIVERSARIO* 🎂

👊🏾 *Primer año cimarroneando* 👊🏾

Nuestro país vive aciagos momentos que obligan a reaccionar de manera protestante y contestataria, la opacidad social busca en esa actitud viral subvertir el orden político y por ende socavar el tejido social que se confeccionó en revolución, la organización social emerge como bastión de lucha y con espíritu indómito, el CUMBE reverdece y muestra su esencia, es así como expresamos a un año cómo nació LA VOZ DEL CIMARRÓN.

Cumbe Ven. Población formada por esclavos negros fugitivos en la que vivían como hombres libres.

Así define el Diccionario de la Real la palabra venezolana cumbe. Algunas poblaciones en donde hoy predominan afrodescendientes fueron cumbes. Estaban constituidas por gente cimarrona, por analogía con animales domésticos que cogían el monte. No tenían buena prensa ni cumbes ni cimarronaje, se les trataba con una mezcla de temor y sorna. El Negro Miguel fue vituperado por su pretensión monárquica.

Siempre fuimos población levantisca, montaraz, igualitaria, anárquica, romántica, el combustible que nutrió al ejército libertador. Pero incluso antes, ese período colonial que nos pintan tan pastoril fue una ebullición de poblaciones cimarronas alzadas, liberadas, arrocheladas en sus querencias, en sus zonas de confort. Comenzamos así a reconocernos como gente indócil y variopinta que se aquerenció allí en sociedades ácratas, sin Estado, sin familia.

La sociedad actual diversa y multisensorial, gregaria y sentipensante necesita reaccionar al secuestró paulatino y bien pensado del aparato comunicacional que condiciona la opinión pública y la opinión privada para que en una especie de flagelación apruebe que el sistema de gobierno conculcase su cuerpo social revistiendo medidas neoliberales con un bálsamo de restauración del colonialismo.

La voz del cimarrón tiene diversos matices, diversos alcances y una sola misión y propósito, su esencia teleologica es servir de fuente de información y formación para el ciudadano y ciudadana que requiere recordar y comprobar las grandes victorias obtenidas en este proceso de emancipación política, social, y cultural.

Develar los elementos de violencia económica y la infiltración de actores que sirven al cultivo de anti valores es otra tarea pues todos debemos comprender que la ruptura de ciertos procesos obedece al canto de sirena capital y la mirada tenue de quien sin dolor se apropia del peculio público, ese no es cimarrón. Cimarrón es aquel que lucha a diario, que sueña a diario, que trabaja a diario sin rendirse, sin claudicar, sin vacilar, cimarrón es esa madre que protege y entiende su misión de vida, ese joven que lucha y permanece clamando por un estado con un gobierno que siga priorizando al sujeto sobre el objeto, cimarrón es la lucha contra el hegemónico armatoste periodístico que hoy hace invisible que el pueblo venezolano comió, bebió, viajó, se calzó, estudio y desarrolló sus talentos en un hábitat comunitario, socialista y nacionalista.

El cimarrón hoy celebra su primer año y aún nos falta camino por recorrer, dejando ver en estas líneas que con tu esfuerzo y determinación habrá cumbe para rato, nos llamarán de todo, menos cómplices, convencidos estamos que con educación y trabajo seguiremos construyendo Patria.

Hoy vive el cimarrón, vibra el cimarrón, vence el cimarrón.

*¡ALZA TU VOZ CIMARRONA!*

Día del trabajador

Estamos viviendo un debate intenso entre dos modelos de sociedad: Por un lado el que toma el trabajo como eje de la realización de la persona en comunidad, no sólo como medio de subsistencia sino también camino de desarrollo de su creatividad. así se da la creación de centros de trabajo como un hecho social, de consejos de trabajadores y propugnando la dignidad como máxima de lucha. Por el otro, el que sostiene que el trabajo no es más que una mercancía que se compra y vende en el mercado y que debe tener mínimas regulaciones.

El primer modelo supone la intervención del Estado para garantizar esa dignidad de las personas a través del trabajo, la educación, la salud, la cultura, la vivienda, la protección de los niños y una justa retribución a las personas de la tercera edad o adulto mayor. El otro pretende reducir el espacio público a su mínima expresión para dejar la toma de decisiones en manos de las corporaciones que guardan los privilegios de las minorías opulentas.

Para el primero, el trabajo y las políticas sociales son el camino de la justicia social pero también una inversión para la grandeza de la Patria. Para el otro, trabajo y política social no son nada más que gasto y están justificados sólo en la medida que sirven como instrumentos de contención social.

El primer modelo se basa en la producción mientras que el segundo se apoya en la ganancia generada por la volatilidad financiera. En el mundo de la financiarización de la economía el trabajo no es considerado un valor, más allá de que quienes defienden el segundo modelo lo mencionen cínicamente. Detrás del discurso de la erradicación del “lastre de los últimos 70 años” se esconde el menosprecio por el bienestar y los derechos que alcanzaron y defienden los sectores populares como él cesta ticket, vacaciones, retroactividad de prestaciones sociales, fuero paternal, maternal, lactancia entre otros.

Por eso, generar trabajo para todos y todas va a ser no sólo un esfuerzo sino también una lucha, porque implicará afectar más de un privilegio. Pero ese es el camino por el cual el pueblo se fortalece y potencia su identidad. Reconociendo que es clase trabajadora.

Por lo que tenemos y por el trabajo como hecho social para tod@s, ¡FELIZ DÍA DE L@S TRABAJADOR@S!

Patria, educación y trabajo.

¡Venceremos!

Transfusión de Patria

Sigamos en batalla sin perder de vista nuestro SUR.

Hoy esta de cumpleaños Don Andrés Bello. Nace en el año de 1781, Andrés de Jesús María y José Bello Lopez, fue un polímata, fue a su vez medico, jurista, filósofo, poeta, traductor, filólogo, ensayista, educador, político y diplomático. Considerado como uno de los humanistas más importantes de América, realizó contribuciones en innumerables campos del conocimiento. No dejemos que su idea quede disipada en el aire, disuelta en el mar, hagamos de su legado ese episteme que empuje la transformación, los pueblos no perdonan la duda y es el momento de confrontar los problemas entre los que se cuentan el uso desmedido del consenso, la presencia de la indolencia funcionarial y las cápsulas de corrupción presentes en muchos actos. #VenezuelaEsComoAndresBello y vencerá.

También este día cumplevida el músico poeta cubano Silvio Rodriguez Dominguez, de él su propia caracterización y un poema:

Soy un hombre de centro

Silvio Rodriguez

Soy un hombre de centro. Empecé por nacer, sin darme cuenta, para verme en el centro de la vida. Todavía era un niño cuando me arranqué de mi familia para lanzarme al centro de la noche, con la yesca de una cartilla y un manual. No mucho después llegué al centro de mi mismo, con un arma en la mano, defendiendo un país que llegaba a su centro.

Había llegado al centro de la conciencia colectiva y aún no conocía el centro de la existencia humana. Ese centro supremo me esperaba en las intimidades de una joven. Y fue el centro del mundo, del goce y el dolor, de la dicha y la muerte, relámpagos, diluvios. Del desierto anterior y esa humedad llegué al centro de mis palabras.

Al centro de espasmos le di vida a inocentes. Al centro de la amistad hice un credo y desafié montañas. Al centro de la muerte he sobrevivido a mis propias miserias. Y si adelante hay algún centro allí estaré, en la neblina fantasmal de millones de nombres que continúan en el centro de todo, aprendiendo a nacer.

Quería saber

Silvio Rodriguez

Quería saber,

y abrí los ojos bien temprano,

cuando se tocan con las manos

los luceros.

Quería saber

si iba a llegar a mi destino,

y no llevé para el camino

ni sombrero.

Quería saber,

y le di un beso a mi comarca,

y me subí a una vieja barca

de viajero.

Quería saber

si tras la línea que está lejos,

donde se despierta el sol,

sería grumete, marinero,

timonel o pescador.

Quería saber,

aunque no siempre comprendiera

todo lo que yo quería saber.

Quería saber.

Quería saber,

y puse proa al horizonte,

sabiendo que era de Caronte

pasajero.

Quería saber

cómo se dice firmamento

en el idioma de los vientos

y los fuegos.

Quería saber

la dimensión indescriptible

que transfigura lo imposible

en verdadero.

Quería saber

si tras la línea que está lejos,

donde se despierta el sol,

sería grumete, marinero,

timonel o pescador.

Quería saber,

aunque no siempre comprendiera

todo lo que yo quería saber.

Quería saber.

Patria, educación y trabajo.